Leyendas Urbanas de la casa embrujada de Cholul.

En Internet nos encontramos con el relato de una mujer que sólo se identifica como “Mikaa” que asegura que todo lo que dice sobre la casa ‘maldita de Cholul’ es verdad.

En su narración señala que una tarde-noche, por mera curiosidad y porque siempre le han gustado los temas paranormales y de misterio, en compañía de unos amigos, fue con su esposo a la “Casa Embrujada” de Cholul y que sólo hallaron basura, ropa tirada y algunos huesos quemados, que no supo identificar de qué animal eran. Asimismo, vio pintadas en la pared palabras en inglés y en otros idiomas extraños, como también el pentagrama para invocar al maléfico.

Indica en su narrativa que luego fueron al cenote que está en la misma hacienda abandonada y que cuando entraban escucharon el llanto de un bebé y que les pareció ver a una madre que arrullaba a su hijo. Sin embargo, al descender a la oquedad ya no vieron a nadie en el interior, pero que cuando salían volvieron a escuchar los sollozos del infante, por lo que, asustados, salieron corriendo del lugar.

Ya por la noche, en Mérida, su marido empezó a sentirse mal y se acostó a dormir, pero antes le dijo que sentía una presencia extraña en su casa.

A la mañana siguiente el señor apareció muerto en su lecho, con una expresión de terror en su rostro. El médico legista dictaminó que había sufrido un paro cardiaco que le cortó la vida. Pero la narradora de esta historia verídica -según ella-, su esposo no padecía del corazón y era una persona de menos de 40 años.

Fotos fantasmales

Otro testimonio es el de un joven que asegura que fue a visitar la siniestra mansión con unos compañeros de clase, y tomó varias fotos, las cuales, al revelarlas aparecieron unas sombras con forma humana acechando en las ventanas. Afirma esta persona que aparte de él y sus dos amigos, no había nadie más en esa tenebrosa hacienda.

Fuente: Sipse.com