Las FinTech no temen crecer

 

 

México tiene la oportunidad de revolucionar el sector financiero gracias a la aparición de las llamadas empresas FinTech, lo que ha hecho que no sólo los desarrolladores nacionales comiencen a dar vida a sus ideas, también algunos extranjeros están tratando de conquistar el país.

“Lo que hemos visto es que México requiere soluciones bancarias más enfocadas en el cliente, en áreas que los bancos tradicionales no están tratando de solucionar, y por eso buscamos una oportunidad en el país”, comentó el CEO de Übank, Mijael Feldman.

Indicó que es necesario entrar a un mercado como el mexicano porque, si bien es uno de los líderes en la industria FinTech, aún hay grandes oportunidades de crecimiento y de llegar a más gente.

Übank es una startup chilena que, por medio de una aplicación, se puede poner candados en la cuenta de una persona, de tal manera que si quiere ahorrar 10 mil pesos al mes lo establece en la aplicación y ésta se encarga de evitar que se gaste esa suma sin darse cuenta.

Feldman detalló que ya están trabajando con dos bancos en Chile, por lo que el siguiente paso es entrar en México y ya están buscando alianzas con instituciones financieras en el país.

Para esto, forma parte de las empresas elegidas por Startupbootcamp FinTech para su primer programa de incubación en la región.

Otra de las participantes es la española Bdeo, cuyo CEO es Julio Pernía y busca cambiar el modelo de trabajo de las aseguradoras, particularmente las encargadas de los seguros de automóviles.

También en entrevista revelaron que su plataforma permite que el ajustador se comunique con el afectado a través de una aplicación para determinar el golpe y los gastos que sufre el automóvil en un accidente.

LAS LOCALES

Entre las empresas que forman parte del programa también se encuentran algunas mexicanas como Konsigue, que es dirigida por José Rivas y tiene por objetivo ser una plataforma de crowdfunding en factoraje, es decir, ayuda a financiar directamente a las empresas con la garantía de los documentos por cobrar de sus clientes.

Rivas indicó que actualmente no tienen ninguna competencia directa en el país, más bien indirectamente compiten con los bancos.

Mientras que Francisco Illescas, jefe de la oficina de Mercadotecnia de Tesseract, indicó que ellos se encargan de vender los servicios de ciberseguridad a las pequeñas y medianas empresas, siempre enfocados en cumplir con los estándares de la regulación financiera.

Otras como Payit, que cofundó Martin Mexia, llevan más tiempo operando y ya cuentan con una base de clientes, más siguen buscando cómo expandirse.

NO TODO ES ROSA

Pese a la gran oportunidad que existe en el mercado, tanto Mexia como Rivas coincidieron en que el mercado FinTech requiere una regulación que ofrezca certidumbre tanto a los consumidores como a los inversionistas.

“Ya hay un borrador para la ley, pero éste mata la innovación, pone barreras tan altas que una persona normal no podría hacerlo porque necesitas muchos permisos, y algunas reglas no son claras”, resaltó el cofundador de Payit.

Rivas dijo que también hay reglas y obligaciones  que deben modificarse porque los estándares son casi los mismos que debe cumplir una Sociedad Financiera Popular.

 

 

Excélsior